El Aceite de Argán y sus beneficios



El Aceite de Argán es perfecto para el cuidado de las uñas, la piel (ayuda a combatir el envejecimiento y la sequedad) y el cabello gracias a su alto contenido de vitamina E, ácidos grasos, ácido oleico y linoléico. Además es usado como aceite medicinal para uso dietético

El aceite de Argán Cosmético tiene muchos beneficios, entre ellos tenemos:

  • Anti-edad ya que brinda un efecto regenerativo de la piel
  • Ayuda a curar y prevenir enfermedades dermatológicas como la psoriasis. Trata irritaciones cutáneas, acné, eczema, quemaduras, psoriasis, varicela.
  • Suaviza la piel y la hidrata, aportándole brillo y elasticidad
  • Antiarrugas
  • Ayuda a cicatrizar
  • Limpiador y humectante
  • Nutriente del contorno de ojos
  • Previene las estrías del embarazo
  • Reestructura y endurece las uñas
  • Fortalece el cabello aportándole brillo y flexibilidad.
  • Alimenta las fibras capilares
  • Es buen antifrizz
  • Abrillantador del cabello dejándolo hermoso
  • Reparador de puntas abiertas
  • Desenredante y suavizante
  • Acondicionador y alargador de pestañas y cejas

Para conseguir buenos resultados, lo mejor es usar el Aceite de Argán puro y natural 100%.

Aceite de Argán para uso dietético

El Aceite de Argán también se utiliza culinariamente bien sea para cocinar o para decorar en general en la cocina.
Contiene 80% de ácidos grasos insaturados del tipo oléico y linoléico, es usado entre otras para la regulación del colesterol.

Propiedades del Aceite de Argán para uso dietético

  • Es Anti-oxidante
  • Es Anti cancerígeno
  • Reduce la hipertensión
  • Reduce la tasa de colesterol alto
  • Reduce los dolores articulares y reumáticos.
  • Estimula la capacidad cerebral.
  • Facilita la digestión aumentando la concentración de pepsina en el tubo digestivo.

Como puedes ver son muchos los beneficios que nos brinda el aceite de Argán tanto a nivel cosmético como medicinal.


Una respuesta en El Aceite de Argán y sus beneficios

  1. […] tarot Cábala se pierde en la noche de los siglos, ahí donde el universo se gestó en el vientre de Maha […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *